En múltiples ocasiones nos hemos preguntado cuál será el siguiente paso en la evolución del porno. Todos los indicios apuntaban a que tendría relación con la Realidad Virtual y nosotros apostábamos fuerte por iniciativas como la que está desarrollando el estudio Camasutra VR, consistente en modelos tridimensionales digitalizados de las actrices, pero ¿y si nos equivocábamos? ¿y si el siguiente paso evolutivo está vinculado con la personalización de contenidos?. Y no nos referimos a los vídeos a la carta sino a la manipulación de material existente.

Esto a priori no sería una novedad, las imágenes fake de famosas desnudas son un tradición que se remonta más allá de los albores de Internet sin embargo, dada su complejidad para hacerlo creíble, el vídeo era un territorio que se resistía. Hasta ahora. Un usuario de Reddit conocido como Deepfakes ha desarrollado una aplicación que, a partir de algoritmos de aprendizaje (una forma de Inteligencia Artificial), permite modificar la cara de la actriz porno de turno sustituyéndola por la de quien prefieras. Para la ocasión la de Gal Gadotprotagonista de la película ‘Wonder Woman‘.

Como podéis observar el resultado no es perfecto pero es más que suficiente como para hacer realidad las fantasías más recónditas de cada uno. Lo malo es que para obtener un resultado convincente la IA debe disponer de un suministro abundante de imágenes para “aprenderse” las caras y poder reproducir las diferentes expresiones faciales, por ese motivo las celebridades son objetivos más sencillos. Por otra parte para crear uno de estos vídeos se requiere un equipo de características concretas, dado que con la tarjeta gráfica típica de un ordenador doméstico puede llevar varias horas generar un vídeo corto, así que por el momento esta tecnología solo está al alcance de unos pocos.

Por supuesto el uso de imágenes públicas sin consentimiento para esta finalidad engloba algunas implicaciones éticas, morales y probablemente legales que habría que discutir. De momento ninguna celebridad se ha manifestado públicamente al respecto sin embargo los artistas pornográficos no andan demasiado contentos con el invento…