Dice el refranero popular que las desgracias nunca vienen solas y algo de sabiduría deben contener estas palabras cuando, por infortunio o azar, se da la circunstancia de que tres celebridades del cine para adultos se encuentran actualmente lidiando con situaciones complicadas en su vida privada.

El primer caso del que tuvimos constancia es el de Tommy Gunn. El célebre performer americano sufrió hace unas semanas un accidente durante el transcurso del festival Burning Man en Nevada, en el que se rebanó parte de los dedos índice y anular mientras manipulaba la escotilla de su camión ‘Big Momma‘. El actor fue atendido en un centro médico de Reno donde pudieron coserle las partes cercenadas sin embargo, para recuperar la correcta funcionalidad de la mano, aún debe someterse a diversas cirugías correctivas. Pese a tener seguro médico, los elevados gastos ocasionados por el tratamiento se escapan de sus posibilidades, por ese motivo su amigo y colega Marcus London ha iniciado una campaña en GoFundMe para tratar de ayudarle. En el momento de escribir estas líneas llevaban recaudados 5,800 dólares de los 15.000 que se han marcado como objetivo. Podéis acceder a más información aquí.

La estrella texana Kleio Valentien también ha recurrido a la buena voluntad de sus seguidores sin embargo en su caso la ayuda no es para ella sino para sus padres, cuya casa y pertenencias quedaron completamente sumergidas en las inundaciones causadas por el huracán Harvey. Dado que la vivienda estaba ubicada en una zona donde no suelen haber inundaciones, la póliza de su seguro no les cubre el incidente y, pese a que Valentien afirma que va a hacer lo imposible, reconoce que sola no será capaz de hacerse cargo de todos los gastos. Consciente de la posición privilegiada que le otorga su fama se ha comprometido a donar el 10% de la recaudación de su página a las fundaciones GHCF.org y ASPCA para ayudar a otras victimas menos afortunadas. En el momento de escribir estas lineas llevaba recaudado 3.795 dólares de los 20.000 que se ha marcado como objetivo. Podéis obtener más información aquí.

Por último, la actriz española Amarna Miller sufrió a principios de septiembre un aparatoso accidente de moto en Filipinas, donde se encontraba pasando unos días junto a la periodista Noemí Casquet, que le ha ocasionado serias lesiones en su hombro derecho, codo y pierna, siendo necesario aplicarle cirugías, puntos de sutura y una transfusión sanguínea para combatir la infección. Tras estar ingresada cerca de dos semanas Amarna ha regresado hace poco a España para continuar su recuperación junto a sus familiares y amigos. Lamentablemente su seguro solo cubre una pequeña parte de las facturas médicas (a sumar a los gastos por los vuelos de última hora y la incertidumbre de no saber cuánto tiempo llevará su recuperación) por lo que su amiga, la también actriz Nenetl Avril, ha iniciado una campaña de crowfunding para intentar ayudarla. En el momento de escribir estas lineas llevaba recaudados 4.265 dólares de los 12.500 que han marcado como objetivo. Podéis acceder a más información aquí.

¿Es moralmente aceptable que estas personas pretendan recurrir a la generosidad de sus seguidores?. El debate está servido. Lo que no deja de ser curioso es que, mientras en los dos primeros casos solo se conocen muestras de apoyo (o al menos los detractores se mantienen en un discreto segundo plano), la española (para variar) está siendo objeto del enésimo linchamiento público. Y eso, amigos, es tristemente sintomático de la sociedad en la que vivimos, una sociedad frustrada e iracunda que no desaprovecha la ocasión de lanzarse al cuello aunque, como en este caso, la dueña del cuello esté convaleciente de un accidente en el que podría haberse dejado la vida.

Contribuid o no lo hagáis, la decisión es vuestra, pero siempre desde la educación y el respeto.