¿Recordáis a Brian Sloan, el intrépido visionario que hace poco más de un año recaudó 300.000 dólares en crowdfunding para sacar a producción el Autoblow 2?. Pues ahora ha tenido otra idea loca y necesita de nuevo vuestra pasta. Se trata del 3Fap y explicar en qué consiste no será complicado puesto que su nombre es ya toda una declaración de intenciones: un artilugio con tres agujeros con los que pajearte.

Anteriormente, para gozar de variedad de sensaciones en los momentos de soledad más privados, tenías que rascarte el bolsillo adquiriendo diferentes juguetitos o bien recurrir a alguna de esas bizarras réplicas pseudo-anatómicas 2-en-1 (que normalmente dan más grima que otra cosa), pero lo que no abunda tanto -y no lo afirmo rotundamente por miedo a pillarme los dedos- es un dispositivo que englobe en sí mismo tres clases de orificio, texturas y niveles independientes de succión.

Según la compañia, el 3Fap cuenta además con el aliciente de ser el primer juguete sexual en aprovechar lo más puntero en tecnología de escaneo 3D para reproducir bocas, vulvas y ojetes anos. De hecho ya tienen almacenada una sustancial librería de orificios que estará disponible en cuanto el trasto salga a la venta (incluso realizaron un concurso mundial de vaginas y el propio Sloan se encargó de escanear personalmente a las tres ganadoras).

Así que ya lo sabéis, si os mola el invento y queréis contribuir a que el amigo Brian Sloan consiga su objetivo de 40.000 $, aquí os dejo el enlace a su página en Indigogo. En lo que respecta a mí, me esperaré mejor a que salga el 3Fap 2, que eso de tener que usar la mano para masturbarse es tan demodé…

3Fap