Esto que a simple vista parece la nueva gama de desodorantes de Jean Paul Gaultier, se trata del último grito en autosatisfacción masculina llegada del país del Sol Naciente (o del culo abierto, según se mire). Recibe el nombre de Tenga Cup y parece un digno sucesor de las míticas Fleshlight, y ya no porque sea un sistema mejor, sino porque su precio oscila entre los 4 y los 10 dólares.

Lamentáblemente es desechable ya que viene envasado al vacio y en cuanto se le quita el precinto de seguridad se va secando el lubricante.

Tenga Range

Ya lo sabéis majetes, si teneis estómago para meter la chorra en ese mecanismo (ojo al gráfico) me avisais y nos hacemos con unas cuantas.