Según recogen diferentes medios, el pasado 9 de noviembre falleció Amanda Friedman, más conocida en la industria para adultos como Shyla Stylez. Todavía se desconocen las causas de este suceso pero al parecer todo ocurrió súbitamente mientras dormía, durante una visita en casa de su madre en la Columbia Británica (Canadá). Tenía 35 años.

Nacida en el pequeño pueblo canadiense de Armstrong en septiembre de 1982, Shyla Stylez supo desde muy joven que quería dedicarse al porno. Tras terminar el instituto a los 18 años se mudó a Vancouver donde empezaría a trabajar como stripper y modelo para Internet, a la par que llamaba a las puertas de los diferentes estudios. Así fue como consiguió llamar la atención del director y también actor canadiense Erik Everhard quien la introdujo en la industria y con el que rodaría su primera escena para Anabolic Video en el 2000.

Desde el principio de su carrera Shyla Stylez destacó por sus escenas de sexo duro, practicando habitualmente anal, doble penetración o tragándose el semen. Tras aumentarse los pechos en 2002 un amigo le presentó a la actriz y realizadora Jill Kelly que le ofreció trabajar para su productora. Allí conocería al que poco después se convirtió en su marido, Bob Friedland (presidente de Jill Kelly Productions), y firmaría un contrato en exclusividad con ellos. Sin embargo en 2003 se divorciaron y Shyla Stylez se vio obligada a retirarse involuntariamente al preferir no seguir rodando para la productora de su ex-marido y tener un contrato vigente que le prohibía trabajar para otras compañías.

Después de este hiato la actriz regresó al porno a principios del 2006 tras haberse sometido a un nuevo aumento de pecho, alcanzando su característica talla 110. Pese a que el mayor número de sus créditos se remontan a mediados del 2000, Shyla Stylez continuó trabajando para las principales productoras hasta 2016, incluyendo colaboraciones con Jules Jordan Video, Evil Angel, Brazzers, Hustler, New Sensations o BangBros.

Descanse en paz.

Imagen de cabecera | Brazzers