Hugh Hefner, el carismático fundador de la revista Playboy, ha fallecido. La noticia se confirmaba en la madrugada del pasado jueves a través Twitter. Según sus representantes, Hefner ha muerto por causas naturales, rodeado de sus seres queridos, en la famosa mansión de Holmby Hills (California). Tenía 91 años.

Cuesta imaginar que este visionario natural de Chicago fuese capaz de edificar uno de los imperios editoriales más provechosos e icónicos de la Historia desde la mesa de su cocina, pero en efecto así fue. Tras mucho esfuerzo y reunir fondos entre sus amigos, el primer número de la revista Playboy se publicó en diciembre de 1953, acaparando casi inmediatamente una atención multitudinaria debido a su innovadora combinación de erotismo, literatura y periodismo de calidad (todo ello sin olvidar que entre sus páginas se encontraban algunas fotos exclusivas de Marilyn Monroe desnuda). No es de extrañar que no tardarse en convertirse en una referencia de la masculinidad.

Más tarde, en 1971, llegarían la fastuosa mansión y las fiestas salvajes que ningún famoso quería perderse, donde el bueno de Hef ganaría protagonismo paseándose ataviado con su característico pijama de seda, smoking y la pipa.

Desde entonces ha llovido mucho y actualmente la revista no goza del espectacular índice de ventas que tenía en antaño, sobretodo desde la irrupción de Internet y la decisión editorial de dejar de mostrar desnudos (aunque luego se retractasen), sin embargo muchas cosas serían diferentes hoy en la industria adulta si el pionero de Hugh Hefner no se hubiese atrevido a lanzar una revista con señoritas desnudas en plena posguerra y con una sociedad americana totalmente cohibida en temas sexuales.

Descanse en paz.