En un trágico e inesperado nuevo episodio de la crónica necrológica del porno americano, el pasado martes falleció la estrella de cine adulto August Ames, según ha confirmado esta mañana la oficina forense del Condado de Ventura. Las causas de su muerte no han sido reveladas. La actriz tenía tan solo 23 años.

Su esposo, el director y productor Kevin Moore, ha pedido respeto y privacidad en este momento difícil para que el asunto sea tratado en intimidad por la familia. ‘Era la persona más amable que he conocido y significaba el mundo para mí‘, ha declarado.

Como era de esperar, las redes sociales se han llenado de muestras de dolor y condolencias por parte de sus compañeros de profesión. ‘Descanse en paz August Ames, una de las mejores y más agradables personas que he conocido en el negocio‘ ha escrito el director Jules Jordan. ‘No me gustan muchas chicas y puedo decir honestamente que la amaba, ella fue la persona más genuinamente buena y amable de la que he tenido el placer de hacerme amiga. Te amaré por siempre‘ ha dicho Abella Danger. ‘Amé jodidamente mucho a esta chica. August Ames lamento mucho no haber sabido que era tan malo… todos estamos muy conmocionados, fuiste amada de verdad por muchos. Simplemente no puedo creerlo. RIP‘ escribió la realizadora y fotógrafa Holly Randall.

Nacida el 23 de agosto de 1994 en el pueblo de Antigonish en Nueva Escocia (Canadá), August Ames fue camarera e instructora en un solárium antes de debutar en la industria del porno en 2013 con una escena de masturbación y fetichismo para la película ‘Selfies‘ de Wicked Pictures. Rápidamente se convirtió en uno de los valores en alza del sector, trabajando para productoras como Evil Angel, Dark X, Girlfriends Films, New Sensations, Elegant Angel, Blacked, Brazzers, Sweetherat Video, Lethal Hardcore o Jules Jordan Video. Recientemente August Ames había protagonizado cierta polémica en Twitter al asegurar negarse a rodar escenas de sexo con actores que anteriormente hubiesen hecho porno gay, opiniones que le granjearon múltiples críticas y acusaciones de homofobia tanto dentro como fuera de la industria. Debido a esta situación, una de las hipótesis con las que se especula, es que la actriz haya podido cometer suicidio.

Descanse en paz.

Imagen de cabecera | Holly Randall