Nuestro entrevistado de hoy es un auténtico Adonis, uno de los actores porno españoles que probablemente más pasiones desata entre los aficionados de ambos géneros. Sin embargo no creáis que por haber sido bendecido con una genética envidiable lo ha tenido fácil; su historia es un dechado de esfuerzo, constancia y afán de superación. Él es Juan Lucho, un barcelonés de 28 años (en julio cumplirá los 29) que, desde su debut profesional con Tetatita.com en 2013, ha protagonizado un ascenso meteórico que lo ha situado actualmente entre la élite nacional y europea. En su currículum destacan colaboraciones con productoras de la talla de Digital Playground, Dorcel, Cumlouder, MMM100, Lust Films, DDF, PrivateVirtual Taboo, FAKingsSexArt, Nubile Films, Virtual Real PornDaring, Kink, JoymiiMOFOS o Lara Tinelli Films, entre otras.

En lo personal, pese a que su semblante serio y su mirada penetrante le hagan parecer frío e inaccesible, es un tipo de lo más cortés y afable, un enamorado de los deportes (en especial del fútbol y más concretamente del Barça), el motor, los animales y sobretodo, las mujeres. Este año Juan Lucho está llevando su carrera un paso más allá probando suerte con la producción. Para tratar estos temas e intentar conocerlo en mayor profundidad nos hemos desplazado hasta su casa de Sitges donde además hemos tenido la oportunidad de verlo dirigir y protagonizar una escena.

© Pau Coletti para ES Collection

LGU: ¿A qué te dedicabas antes de meterte en el porno? ¿Cómo fueron tus inicios?

JUAN: Me saqué la ESO con dieciséis años y me puse a trabajar como aprendiz en una cristalería y carpintería de aluminio. Después he trabajado en fábricas, de peón en la obra, repartidor con furgoneta y hostelería, mucha hostelería. A partir de ahí me apunté a un gimnasio donde conocí a un grupo de chicos argentinos que eran gogós y strippers. Ellos me enseñaron a entrenar, a cuidar la alimentación y me explicaron que mediante la suplementación podía cambiar mi cuerpo. A mí siempre me ha gustado el deporte así que me puse a entrenar en serio y conseguí un físico estético. Gracias a estos chicos comienzo a trabajar de gogó para el grupo Matinée y, después de estar una temporada bailando, me proponen probar el striptease. Tras practicar y acompañarles una temporada para aprender, me pasan contactos de agencias y me centro en el striptease.

A raíz de esto conozco a Joel Acosta, un stripper de Barcelona que también había hecho porno. Yo desde pequeño siempre había querido ser actor, recuerdo ver entrevistas de Nacho Vidal en la tele y decirle a mi madre “mama, yo de mayor quiero ser como este tío“, así que convenzo a Joel para que me deje acompañarle a Praga donde hago dos escenas. Al volver contacto con Carla Pons, a la que conocía de merodear por los salones eróticos, y me sale la oportunidad de hacer una escena con ella y Bel Gris para Tetatita.com. En esa época entrenaba en otro gimnasio donde conozco a Rafa García, que me habla sobre un salón erótico que se va a organizar en Valencia y me propone a Roberto Chivas para acompañarles. En el Salón Erótico de Valencia hago tres shows en el stand de Explicital y, tras acabar uno de ellos, Juani de Lucia me engancha camino del camerino y me ofrece trabajar en la Sala Bagdad. Trabajando allí me empezaron a salir oportunidades… y hasta ahora.

¿Consideras que la Sala Bagdad sería como la universidad del porno?

Si, totalmente. En una escena si algo sale mal se corta, te puedes tomar un descanso, fumarte un cigarrito o masturbarte si se te baja el rabo porque luego en edición se arregla y el consumidor no se da cuenta de nada. En el Bagdad el público ve cada gatillazo. Allí te acostumbras a una presión muy alta, porque además Juani es una persona que aprieta y quiere a gente muy buena. Cuando comencé a hacer escenas noté que, a pesar de mi poca experiencia, no me resultaba mucho más difícil que hacer un show en vivo. En el Bagdad sufrí mucho, pero te curte.

¿Hay algo que te haya sorprendido o decepcionado de cómo es este trabajo realmente?

Cuando empiezas en el porno piensas que vas a pasar un buen rato, que te van a pagar por follarte a un pibón y la verdad es que se sufre mucho. Yo lo he pasado realmente mal, tanto físicamente como psicológicamente, en la escena y en todo lo que la envuelve; levantarte a las cinco de la mañana para coger un avión a Budapest, llegar allí y que te venga a buscar alguien que no habla inglés ni tú su idioma, quedarte solo en un apartamento sin saber qué hacer ni si al día siguiente trabajas… Y luego hay escenas que se han complicado y pasarlo realmente mal, de terminar el trabajo (porque en ese sentido soy muy tozudo, muy profesional) pero irte a casa sintiendo que no has disfrutado nada.

© SexArt

¿Qué es lo que más te gusta de ser actor? ¿Y lo que menos?

Lo que más me gusta es el sexo y el dinero, disfrutar de la chica y que me paguen por ello. Soy muy vicioso y, tras las superar las dificultades de los inicios, ahora me siento más confiado en el set, ya no lo paso mal casi nunca y lo estoy disfrutando mucho. No me gusta el mamoneo este de hablar y criticar que se gasta cierta gente de la industria, que entiendo que seguramente pasará en todos los ámbitos laborales, pero sabe mal porque al final esto es solo un trabajo. Yo no envidio ni le deseo mal a nadie, solo quiero ganarme la vida.

Lo que no llevo nada bien es que me marquen el cómo, cuándo y qué tengo que hacer, que es uno de los motivos por los cuales he dado el paso de iniciar mi propio proyecto. No tengo ningún problema con recibir órdenes (siempre que sea en un buen tono) pero últimamente me he encontrado en muchas situaciones en las que he sentido que sabía mucho más que la persona que me mandaba.

¿Como recuerdas el momento en el que conoces a Nacho Vidal?. Teniendo presente tu admiración por él ¿qué sientes cuando la gente te considera su sucesor?

A Nacho si no recuerdo mal me lo presentó Dunia Montenegro en el Salón Erótico de Valencia de 2013. Para mí siempre ha sido mi referente en el porno, mi ídolo. Recuerdo el momento de conocerle como algo muy especial ya que lo he admirado mucho y he seguido su ejemplo para muchas cosas, como su forma de actuar y follar. Con él siempre ha habido un trato muy cordial. Yo soy un tío muy ambicioso y por supuesto voy a intentar hacerlo lo mejor en mi carrera. Que me comparen con Nacho Vidal me lo tomo como un alago y a la vez es presión porque él ha sido la imagen del porno español durante los últimos veinte años y es uno de los mejores actores de la Historia.

Actualmente eres uno de los actores españoles con mayor proyección tanto a nivel nacional como europeo, ¿a qué atribuyes ese mérito?

Lo atribuyo sobretodo a la actitud y a lo pasional que soy. Me encanta el sexo, soy muy vicioso y cuando follo no hago ningún papel, no sobreactúo. En el porno actual hay muchos actores que son fríos, mecánicos, a mí me gusta aferrarme, mirar a la chica a los ojos, besarle el cuello, decirle cosas, follarla con ganas… Y cada vez lo estoy haciendo más en mis propias producciones porque trabajando para otros no se me ha permitido expresarme. Aparte soy un tío que nunca ha llegado tarde a un rodaje, nunca ha perdido un avión, siempre llevo la ropa que piden y siempre he cumplido. Estoy totalmente de acuerdo con esa frase que dice “no es tu aptitud, sino tu actitud lo que determina tu altitud“. Seguramente muchos de los que prometían ser muy buenos se han quedado en el camino por falta de actitud o humildad. En mi caso hay unas aptitudes pero también un sacrificio, un esfuerzo, ganas de superarse y pasión por lo que hago.

¿Que es lo más extremo que has hecho en el porno? ¿Qué no estarías dispuesto a hacer jamás?

En mi caso lo más extremo que he hecho ha sido un fisting anal para Legal Porno en Praga. Otra cosa que también me impresionó mucho fue cuando, haciendo un anal, la actriz se puso a llorar, empezó a sangrar por el culo y el cabrón del productor me decía que siguiese follando. Una situación de un mal rollo que te cagas. Me negué, por supuesto, me suda la polla la pasta. Luego sí que es verdad que muchas veces se me ha manchado la polla de mierda o se me han cagado encima al levantar a la chica en un anal… Para Public Disgrace he tenido sexo en la calle delante de cuarenta o cincuenta personas coreando mi nombre, que no es tan extremo pero también es complicado. Y de BDSM he hecho alguna cosa con látigos y cera pero creo que lo más extremo fue lo del fisting.

Nunca haría nada que fuese en contra de la voluntad de la otra persona. Soy un tío muy respetuoso, en las escenas me gusta pegar y escupir a las chicas pero antes de grabar siempre lo pregunto y si me dicen que no pues no lo hago. Y por supuesto nunca haría nada con menores.

¿Qué me dices del porno gay? ¿Hay alguna esperanza para tus seguidores homosexuales?

Al público gay le debo mucho, tengo muchos seguidores gays y he trabajado mucho en este mundo; he sido modelo para una marca de bañadores y ropa interior gay e imagen de fiestas gays, pero por el momento no me planteo la posibilidad de hacer porno gay ni con trans. He hecho escenas de masturbación para páginas gays (pajeándome en un sofá con otro chico sin que hubiese contacto entre nosotros) y tengo previsto en mi web juanlucho.com una sección especial para el público gay donde saldré masturbándome y dirigiéndome a ellos.

¿Cuál es tu secreto para sacar adelante una escena cuando la actriz no te atrae o no hay feeling?

Lo que acostumbro a hacer de primeras es encontrar algo que me guste de la chica y centrarme en ello. Como segunda opción, gracias a la experiencia que tengo, he llegado a un punto de perversión en el que puedo estar follándome a una chica, pensar en otra y sentir que realmente lo estoy haciendo con la otra. Y como último recurso está la química; al contrario que otros yo nunca lo he escondido ni lo voy a hacer porque considero que no eres más o menos Superman por tomarte una Viagra si un día la necesitas. Por supuesto hay que intentar evitar el consumo de estos productos en la medida de lo posible porque somos personas jóvenes que no lo necesitamos. A mí me llevan un urólogo y un andrólogo de la Clínica Puigvert y marcamos unas pautas alternando los diferentes productos (Viagra, Caverject, Cialis, etc) para que, cuando lo tome, lo haga de forma que, dentro de lo malo, resulte lo menos perjudicial.

¿Qué opinión te merece la industria porno española?

He trabajado en catorce países europeos y he visto muchas producciones diferentes, tanto a nivel de estilos, calidades y profesionalidad. En España es donde más estoy trabajando y hay muchas cosas que no entiendo, no sé si hay intereses detrás, cuáles, ni de quién, pero no los comparto. Yo el porno lo veo como lo que es: una industria cuya finalidad es crear contenidos de sexo entre adultos para que el consumidor final se masturbe. Todo lo demás para mí no es porno.

Creo que en España, en según qué sitios, se está sacando un producto muy malo y que, como consumidor, no me gusta. En mi humilde opinión, con la poca trayectoria que llevo como productor, tengo la sensación de que mi material puede llegar a excitar más. Soy consciente de que estoy muy verde, que tengo un margen de mejora muy alto y mucho tiempo por delante para hacerlo, pero no entiendo por qué se compra contenido malo y el mío se rechaza sin darme una explicación coherente. En resumen a mi me da la sensación de que no se basan en porno…

© Dorcel

En 2014 ganaste el Premio Ninfa a actor revelación y en 2016 el de mejor actor. ¿Qué opinión te merecen los premios (en general)?

Habiendo ganado dos trato de sacarles el poco rendimiento que puedo, luciéndolos en alguna entrevista o poniéndolos en Twitter para que las productoras vean que soy un chico que hace las cosas bien. A partir de ahí me parecen una broma, considero que van en contra de la industria. En España se nomina a gente que no debería estarlo y falta gente que debería estar. Hay personas que han ganado el premio a actor o actriz revelación llevando 8 años en la industria… Muy poca seriedad. Con este tipo de cosas se pierde credibilidad y hace que la gente se queme. Para mí la nominación y el ganador de los Premios Ninfa debería ser la combinación entre volumen y calidad de trabajo y si se nomina a actores que no han hecho ninguna escena en el último año es que algo está fallando.

Hablando ahora sobre tus producciones, ¿cuál va a ser su sello de identidad? ¿En qué se va a diferenciar el porno producido por Juan Lucho del de otros?

Si tengo la suerte de tener una trayectoria larga como productor entiendo que tendré que tocar distintos palos porque, en algunas ocasiones, puede ser que tenga que ceñirme a lo que me pidan. Otro tema será si consigo producir mis propias cosas para vender directamente al consumidor, que es lo que más ilusión me hace. Yo considero que el porno hay que crearlo pensando en que su finalidad es la de que alguien se pajee con él, a partir de ahí es primordial crear una situación de morbo, ya sea con la comedia, con la chica o con el vestuario que elijas.

De todos es sabido que históricamente el porno es un producto creado para los hombres. Cierto es que, en la actualidad según dicen las estadísticas, una de cuatro consumidores es mujer pero aún así el 75% siguen siendo hombres. Por lo tanto, sin obviar a las mujeres, seguiré haciendo un porno clásico, centrado en el consumidor masculino, pero teniendo en cuenta a las mujeres. Quiero encontrar una mezcla en la que en una misma escena se puedan ver posturas y sexo muy explícito, con un tiro de cámara muy abierto en cuanto a penetración, y otras tomas más cerradas donde se vean detalles (mordisquitos en la oreja, que si te araño la espalda, te cojo del pelo, te grabo la cara, el glúteo del tío…) de manera que, si alguna mujer lo quiere ver, también pueda encontrarle su gusto. Sí que es verdad que a mí, a día de hoy (más adelante igual cambio), me gusta el porno durillo, pasional, donde la chica sea la protagonista y adopte un rol más bien sumiso (que no vejatorio) y que transmita ser muy zorra, muy guarra. Pero no quiero que se me malinterprete, esto es como cuando Tom Cruise vuela con la moto en llamas: no es real, es cine. Cuando termine la escena el primero en llevarle un albornoz y toallitas a la chica voy a ser yo, y el primero en parar el rodaje si pasa cualquier cosa voy a ser yo. Soy un enamorado de las mujeres.

Luego también hay otro tema que quiero mencionar y es que, desde los inicios, el porno ha tomado como parte estética los “cuerpos naturales”, sin tatuajes, sin piercings, de unas características físicas concretas. Entiendo que algunas productoras como SexArt o Joymii quieran vender ese tipo de producto pero creo que a la industria en general no le queda otra que adaptarse a la realidad que está viniendo y tratar de encontrarle la sensualidad y el punto estético. En ese aspecto quiero ser un poco un precursor de parar ya de machacar a la gente por la estética que lleva.

¿Te resulta difícil combinar tu vida profesional con la personal? ¿Trabajar en el porno te ha causado alguna situación de rechazo?

No, ahora mismo la verdad es que está todo bien. Si que es verdad que hubo una época en la que tuve un intento de tener pareja y fue un fracaso absoluto porque la chica intentó llevarlo bien y finalmente no acabó funcionando. Por el momento estoy centrado en mi trabajo, cerrado a relaciones. Y en cuanto a familia y amigos no me afecta porque ambas partes lo llevan bien.

Y si no estuvieses cerrado a relaciones, ¿qué características debería tener la mujer que quisiera conquistarte?

Me gustan las chicas muy guapas. En cuanto al físico lo que más me importa suele ser la cara (luego vendría el culo). Me enamora mucho de una mujer su forma de ser, llámalo carácter o carisma. Y, por supuesto, a estas alturas valoro mucho la inteligencia, el poder tener conversaciones de cualquier cosa, o incluso que sepa más que yo porque así aprendo. Sobretodo que sume, que me potencie, que me respete y que tenga un proyecto de vida parecido al que yo quiero tener, porque sino es muy complicado. Como te he dicho antes, estuve enamorado de una chica pero ella tenía un proyecto de vida diferente y, por mucho que la quisiera, era inviable.

¿Qué haces en tu tiempo libre? ¿Cuáles son tus aficiones?

Me encanta el boxeo y las artes marciales, ahora estoy centrado en el boxeo y puede que dentro de poco haga un debut en plan amateur para sentir la sensación de lo que es subir al ring. Soy un apasionado del motor, me encantan las motos y los coches. Me encanta el fútbol, lo he practicado toda la vida y soy muy fan del Barça. Me gusta viajar, la comida, soy muy de playa, el verano, los deportes acuáticos… El invierno no me gusta nada, odio la nieve. Tampoco me gusta el cine, prefiero leer. Sobretodo la lectura que me aporta conocimientos, como los libros de coaching o de marketing, porque es una manera de ser autodidacta. También me gustan bastante las biografías de personajes que me generen interés o admiración.

Me gusta mucho la música, la necesito en mi vida. Durante muchos años he sido de música electrónica, tuve mi época de makineo (XQue?, Pont Aeri, Chasis…), ahora he evolucionado al techno minimal, pero sí que es cierto que con el tiempo me he ido abriendo a otros géneros; para entrenar me gusta mucho la música cañera (el heavy metal, el hip hop) y el jazz, la bossa nova y el chill out en según qué momentos, para relajarme en casa dándome una ducha con incienso y velitas…

Pues eso es todo Juan. Muchas gracias por tu tiempo y no sé si quieres aprovechar la ocasión para dedicarle algunas palabras a tus seguidores

A los fans que lean la entrevista darles las gracias, decirles que seguiré luchando y dando lo mejor de mí cada día. Soy una persona que siempre trata de inculcar a los demás que luchen por sus sueños. Para mí son el motivo que me impulsan a seguir viviendo. Y a los chavales que quieran ser actores porno, decirles que no es tan bonito como se piensa pero que, si realmente es lo que quieren, que le echen cojones, que piquen puertas y si les dicen que no, que insistan.

Twitter | @Juan_LuchoXXX | Instagram | @juanlucho_official
Imagen de cabecera | M.Angel Torresano (SPANISH STR8 MALE ADULT STAR)
Agradecimientos especiales | Bouman (Underbrain Magazine)