Hace cosa de unos meses recibí por whatsapp un mensaje de un familiar (cuya identidad mantendremos oculta por si las represalias) el cual, sin saludos, preliminares, ni nada me soltaba a bocajarro un discursito parecido a este:

Perdona por enviarte esto pero me lo han pasado y me ha dado cantidad de mal rollo: Hola soy Teresa Fidalgo, hoy cumplo 28 años de muerta. Si no pasas esto a 20 personas esta noche dormiré contigo para siempre. Si no te lo crees busca en Google: Teresa Fidalgo. Manda esto a 20 personas. Una niña lo ignoró y su madre murió a los 20 días.

No está mal para ser su primer mensaje, ¿no?. Totalmente conmocionado no tardé en acudir a Google para asegurarme que no me estuviesen tomando el pelo. Cuál sería mi sorpresa cuando ante mis ojos comenzaron a desfilar cientos de páginas documentando el suceso.

Teresa Fidalgo es una niña que falleció en un trágico accidente de coche en 1983 en la carretera de Sintra (Portugal), en un tramo especialmente siniestro ya que, allí mismo algunos años antes, su tatarabuela se habia quitado la vida. Desde entonces varios han sido los testigos que han dado fé de apariciones y sucesos extraños, pero sin duda el más destacado fue el que les ocurrió a tres adolescentes en 1998. Conducían de noche rumbo a una fiesta y se perdieron. Mientras intentaban recuperar el rumbo vieron a una niña vestida de blanco caminando por el lateral. Estaba sola y parecía perdida. Dada las horas que eran se ofrecieron a llevarla. Durante el trayecto la niña permaneció callada y ausente, hasta que, transcurridos unos minutos circulando, les señaló una curva informándoles que ahí fue donde tuvo un accidente… y murió. Los jóvenes entraron entonces en pánico y colisionaron. Solo hubo un superviviente, el cual en esos momentos se encontraba probando su nueva cámara por lo que todo el suceso quedó documentado. Dicho video se puede encontrar en Youtube, aunque si sois especialmente impresionables os recomiendo que no lo veáis.

http://youtu.be/jBdyouAUGc0

De toda esta historia hay tres puntos que me llaman tremendamente la atención:

1) La historia está claro que es más falsa que una moneda de cartón. No deja de ser la versión portuguesa de la archiconocida “chica de la curva“, lo cual la convierte un poco en la versión paranormal del tonto del pueblo (que en todos lados tienen uno). Es más, a poco que investigues descubres que el video corresponde a un fragmento del cortometraje “A Curva” de David Rebordão, que a su vez está dentro de una serie de cortos llamados “Lendas em Série” que ilustran diversas leyendas sobrenaturales portuguesas. Lo curioso es que, pese a que el propio David aparece en una entrevista confirmándolo, en muchos otros sitios aún se empeñan en decir que la cinta es auténtica (aunque mis favoritos son esos otros que aseguran que es falsa analizando los fallos de metraje).

2) Los detalles específicos, como el nombre de la niña, es una puntualización que me gusta. Se nota que en algún momento alguien con dotes de sabueso le ha dado caña al Google (porque no niego que Teresa Fidalgo haya existido realmente e incluso que haya muerto en un accidente de tráfico). Lástima que todos los demás crédulos que han difundido la historia a lo vírico no hayan hecho lo propio, quizás alguno de ellos hubiese dado con la definición de hoax aunque hubiese sido de chiripa.

3) ¿Realmente alguien se cree que reenviar un correo a 20 personas va a servir de algo? Y sobretodo, ¿de algún tipo de protección contra una especie de maldición paranormal?. Y ya les vale a los que lo hacen con el rollo de “yo no me lo creo, pero por si acaso“… que lo de comprar loteria de la empresa “por si toca” aún tiene un pase, pero esto… Por cierto, recomiendo encarecidamente a todos los que quieran seguir propagando estas mierdas que no se olviden de especificar la clausula de “no devolución”. En mi caso no lo hicieron y se encontró con otros 20 mensajes más para repartir (juas juas).

Resumiendo, que los mails de cadena son tan viejos como lo es Internet y, lo que es peor: son cíclicos (y esto incluye también esos mensajes tristes sobre niños moribundos). No seais pringaos, no seais spammers. Dentro de unos años, es muy probable que Teresa vuelva a aparecer en vuestros buzones. Espero que para entonces uséis un poco la sesera en lugar de ir molestando a la gente, que no hay que ir por la vida reenviando cosas como un borrego sólo porque si no lo haces un tanque puede atravesar tu comedor y atropellarte.